Respondemos a dudas frecuentes: ¿Me cambiará la forma del ojo tras un blefaroplastia?

Desde SOFT queremos contestar a todo tipo de preguntas y dudas que le surgen a los pacientes a la hora de plantearse una cirugía estética de párpados.

El temor de que se pierda la forma almendrada del ojo, lo que vulgarmente se conoce como ojo redondo. Aparte de dar un aspecto antinatural a la mirada, puede dar lugar también a problemas de sequedad en el ojo.

En SOFT ponemos todos los medios para minimizar el riesgo de que esto suceda, ya que somos firmes defensores de los resultados naturales.

En primer lugar, es imprescindible una rigurosa evaluación previa en la consulta informativa. En SOFT somos cirujanos oculoplásticos, por lo que conocemos perfectamente la anatomía y exploración de los párpados y su relación con los ojos.

Otro punto importante es que prácticamente en la totalidad de los casos, las bolsas del párpado inferior las eliminamos vía transconjuntival, es decir, por la cara interna del párpado. Este abordaje está demostrado que reduce de forma drástica la posibilidad de que cambie la forma del ojo, en comparación a cuando se accede a las bolsas a través de la piel. Aparte de la ventaja obvia de que evitamos una cicatriz más o menos visible en la piel de debajo de las pestañas. En el caso de que haya piel sobrante, se puede realizar un tensado de la piel mediante láser, lo que se conoce como Resurfacing.

Otro punto a destacar es el cuidado y la delicadeza en el manejo de los tejidos durante la cirugía. Sin duda aquí la experiencia y el conocimiento del cirujano son claves. También ayuda la limpieza y precisión en la operación que aporta el láser de CO2, que actúa como un instrumento de corte extraordinariamente preciso, haciendo que la cirugía sea prácticamente exangüe.

Por último, en muchos casos decidimos dar un punto de sujeción en el ángulo externo de los párpados, llamado cantopexia. Este punto va a dar firmeza al anclaje del párpado inferior, de tal manera que va a impedir que durante el postoperatorio inicial pueda haber desplazamiento hacia abajo del párpado. El punto se realiza con un material absorbible, y su tensión desaparece en apenas dos o tres semanas. Sería un paso prescindible en muchos pacientes, pero creemos que aporta un “plus” de seguridad, que se suma a todo lo anterior.

Siguiendo todos estos pasos la posibilidad de que cambie la forma del ojo no es nula, pero se reduce muchísimo. ¿Tienes alguna otra consulta y pregunta? ¡No dudes en contactar con nosotros!

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.