Una técnica mínimamente invasiva

  • DESCRIPCIÓN

    Cuando hablamos de blefaroplastia inferior, o cirugía de rejuvenecimiento de los párpados inferiores, una opción a considerar es el abordaje transconjuntival. Este término significa que se opera a través de la conjuntiva, que es el tejido que tapiza la cara interna del párpado, y es un tratamiento mínimamente invasivo que ofrece diversas ventajas respecto al método tradicional.

  • ANTES / DESPUÉS

    1. Before
    2. After
  • PREGUNTAS FRECUENTES

    ¿Cuál es la ventaja fundamental de la Blefaroplastia Transconjuntival?

    Tiene la ventaja respecto a la cirugía externa, la que se realiza a través de la piel, de que se evita una cicatriz cutánea que, aunque disimulada bajo las pestañas, puede ser más o menos visible. A través de la conjuntiva se tiene un acceso directo a las bolsas de grasa, sin tener que atravesar piel y músculo, como se hace en la cirugía tradicional,  por lo que el tiempo de recuperación es menor, y el riesgo de que cicatrice de forma anómala, cambiando la forma del ojo, se minimiza mucho.

    Este es uno de los riesgos que más preocupan a los pacientes que consultan por blefaroplastia. La mayor parte de ellos no desean cambiar la forma de su ojo, simplemente rejuvenecer el contorno. Por ello, les asusta la posibilidad de tener un “ojo redondo” tras la intervención. Esta complicación está relacionada principalmente por un exceso de manipulación del párpado en la cirugía, o por un exceso de extirpación de piel. Ambos factores se controlan mediante el abordaje transconjuntival, ya que la piel no se toca quirúrgicamente, y la manipulación del párpado es mínima al no tener que atravesar múltiples capas del mismo desde la piel para llegar a la grasa.

    ¿Qué otras ventajas ofrece la Blefaroplastia Transconjuntival?

    Existe una ventaja añadida que es la recuperación postoperatoria. Muchos pacientes no disponen por motivos laborales de un gran periodo de tiempo para recuperarse antes de volver al trabajo, por lo que agradecen la realizacion de técnicas mínimamente invasivas que aceleren esa recuperación. Sin duda, la blefaroplastia transconjuntival juega un papel importante en este punto, al no tenerse que dar puntos, y teniendo la piel intacta que permite maquillarse desde el día siguiente de la operación.

    ¿Si existe exceso de piel uno ya no es candidato a la blefaroplastia transconjuntival?

    No es así. Las bolsas o “exceso de grasa” se pueden seguir tratando desde “dentro”, a través de la conjuntiva, manteniendo muchas de las ventajas de este tipo de acceso, mientras que la piel puede tratarse bien mediante técnicas no quirúrgicas, como el resurfacing con laser de CO2, o bien mediante lo que se conoce como “pinch” de piel, es decir, retirar una pequeña tira de piel bajo las pestañas.

    ¿Puede realizarse con láser?

    Sí. El láser lo podemos emplear para acceder a los paquetes de grasa y eliminarla o moldearla, como para tratar las arruguitas finas y la laxitud de la piel de los párpados, mediante un resurfacing periocular, que mejorará mucho la calidad de la piel de alrededor de los ojos.

TRATAMIENTOS RELACIONADOS

  • laser

    Blefaroplastia Láser

    Una mirada limpia y descansada

    Otra de las ventajas del láser es que apenas se produce sangrado durante la intervención, y por tanto la inflamación y los hematomas postoperatorios son mínimos, facilitando así una recuperación más cómoda y una pronta incorporación a su vida laboral. En definitiva, la intervención se realiza de forma más rápida, precisa y segura. También es…

  • inferior

    Blefaroplastia inferior

    Una mirada limpia y descansada

    Este es uno de los motivos más frecuentes por los que el paciente suele desear intervenirse, por no dar una imagen que no concuerda con cómo se siente realmente. El motivo por el que aparecen las bolsas obedece en muchas ocasiones a una cierta predisposición familiar. Aparte de las bolsas, puede haber pacientes con verdadero…

  • superior

    Blefaroplastia superior

    Una mirada limpia y descansada

    Este exceso de piel confiere un aspecto de pesadez y cansancio a la mirada. En estos casos la intervención se limita a eliminar la piel redundante, haciendo una incisión a nivel del pliegue natural del párpado, situado a 8-10 mm por encima de las pestañas. De esta manera, la cicatriz resultante queda disimulada en el…