Una mirada limpia y descansada

  • DESCRIPCIÓN

    La blefaroplastia es la cirugía de rejuvenecimiento de los párpados. Puede realizarse tanto en los párpados superiores como en los inferiores, y, aunque se denominan igual, presentan matices importantes.

    En los párpados superiores, de lo que el paciente suele quejarse es de un exceso de piel, que se va montando progresivamente con el paso de los años sobre la parte móvil del párpado, llegando en muchos casos esta piel a contactar o incluso sobrepasar las pestañas.

Este exceso de piel confiere un aspecto de pesadez y cansancio a la mirada.

En estos casos la intervención se limita a eliminar la piel redundante, haciendo una incisión a nivel del pliegue natural del párpado, situado a 8-10 mm por encima de las pestañas. De esta manera, la cicatriz resultante queda disimulada en el propio pliegue, siendo prácticamente imperceptible. En algunos pacientes podemos encontrar también abultamiento de la grasa palpebral, habitualmente localizada en la zona interna. En estos casos, a través de la misma incisión, puede eliminarse o reposicionarse la grasa sobrante si es preciso.

Muchos pacientes que consultan por el párpado superior, se quejan de tener los párpados caídos. La mayoría de las veces, la posición real del borde del párpado (donde nacen las pestañas) es correcta, y es el exceso de piel que se monta sobre el borde lo que da la sensación de que estén caídos. Sin embargo, en ocasiones, a este exceso de piel se acompaña una verdadera caída del borde del párpado, denominada ptosis palpebral.

La ptosis palpebral acentúa aun más ese aspecto de cansancio en la mirada, y si está muy acentuada, puede interferir con la visión. El paciente nota que al forzar la apertura de los ojos ve mejor. En estos casos, es muy aconsejable asociar a la blefaroplastia la cirugía de ptosis, la cual puede ser realizada a través de la misma incisión de la piel, o, en los pacientes adecuados, a través de la cara interna del párpado.

El equipo de SOFT le realizará una exploración integral del área periocular, para aconsejarle sobre el tratamiento más conveniente a realizar en su caso.

  • ANTES / DESPUÉS

    1. Before
    2. After
  • PREGUNTAS FRECUENTES

    ¿En qué consiste el tratamiento?

    Se trata de una sencilla intervención con anestesia local que se realiza de forma ambulatoria.

    ¿Se puede realizar con láser?

    Así es. El láser nos permite realizar la intervención con suma precisión, minimizando el riesgo de hematoma, lo cual redunda en un recuperación más rápida del paciente a su vida diaria. Por otra parte, con el modo “resurfacing” del láser podemos tratar las arruguitas finas de la piel del párpado, e incluso las patas de gallo, las cuales no se corrigen con la blefaroplastia convencional.

    ¿Cuánto tiempo llevará la intervención?

    La intervención suele durar de 30 a 60 minutos, en función de las características de cada paciente.

    ¿Su efecto es permanente?

    El efecto es muy duradero, habitualmente más de diez o quince años. La piel va a seguir evolucionando con el paso del tiempo, pero se notarán los efectos durante muchos años.

    ¿Es doloroso?

    No. Solo se nota mínimamente la infiltración del anestésico local.

    ¿Requiere de anestesia?

    Realizamos la intervención con anestesia local (se duerme solo la zona a intervenir). Si el paciente está nervioso se le puede ofrecer sedación, para que esté tranquilo y relajado durante toda la intervención.

    ¿Requiere de ingreso en la Clínica?

    Es una intervención que se realiza en quirófano, con todas las medidas de seguridad precisas, de forma ambulatoria. El paciente se puede marchar a casa tras la intervención.

    ¿Cuándo podré incorporarme al trabajo?

    Depende de las características del trabajo, si es de cara al público, si es un trabajo físico, etc. Lo normal es que los primeros días haya algo de hinchazón y hematoma en los párpados, lo cual condiciona la aparición en público. Habitualmente, a los 5-7 dias, cuando se retiran los puntos, ya se puede estar socialmente visible.

TRATAMIENTOS RELACIONADOS

  • laser

    Blefaroplastia Láser

    Una mirada limpia y descansada

    Otra de las ventajas del láser es que apenas se produce sangrado durante la intervención, y por tanto la inflamación y los hematomas postoperatorios son mínimos, facilitando así una recuperación más cómoda y una pronta incorporación a su vida laboral. En definitiva, la intervención se realiza de forma más rápida, precisa y segura. También es…

  • inferior

    Blefaroplastia inferior

    Una mirada limpia y descansada

    Este es uno de los motivos más frecuentes por los que el paciente suele desear intervenirse, por no dar una imagen que no concuerda con cómo se siente realmente. El motivo por el que aparecen las bolsas obedece en muchas ocasiones a una cierta predisposición familiar. Aparte de las bolsas, puede haber pacientes con verdadero…