Una mirada limpia y descansada

  • DESCRIPCIÓN

    La blefaroplastia es la cirugía de rejuvenecimiento de los párpados. Puede realizarse tanto en los párpados superiores como en los inferiores, y, aunque se denominan igual, presentan matices importantes.

    En los párpados inferiores de lo que el paciente suele quejarse es de las bolsas, protrusiones de la grasa de los párpados. Las bolsas dan un aspecto de cansancio a la mirada, como de no haber dormido bien, cuando en realidad se puede haber descansado fantásticamente.

Este es uno de los motivos más frecuentes por los que el paciente suele desear intervenirse, por no dar una imagen que no concuerda con cómo se siente realmente.

El motivo por el que aparecen las bolsas obedece en muchas ocasiones a una cierta predisposición familiar.

Aparte de las bolsas, puede haber pacientes con verdadero exceso de piel, o con arrugas de distinta entidad, que pueden requerir un tratamiento de la piel, bien quirúrgico o bien mediante un resurfacing con laser de CO2, que puede ser realizado en el mismo acto.

La intervención consiste básicamente en extraer la grasa palpebral que abulta. Aunque puede haber algunas variantes anatómicas, lo más frecuente es que haya tres paquetes de grasa diferenciados, el nasal, el central y el lateral, con volúmenes que pueden variar de un paciente a otro.

La extracción de estos paquetes de grasa se puede hacer vía externa, a través de una incisión en la piel justo por debajo de las pestañas, o bien por la cara interna del parpado, lo que se denomina abordaje transconjuntival. El cirujano suele determinar el tipo de abordaje más aconsejable para cada paciente.

Si no se aprecia un gran exceso de piel, el abordaje transconjuntival suele ser más aconsejable, ya que ofrece un acceso más directo a los paquetes de grasa, y evita la cicatriz externa. Además, muchas veces no es necesario dar puntos, con lo que se acelera la recuperación postquirúrgica.

El equipo de SOFT le realizará una exploración integral del área periocular, para aconsejarle sobre el tratamiento más conveniente a realizar en su caso.

  • ANTES / DESPUÉS

    1. Before
    2. After
  • PREGUNTAS FRECUENTES

    ¿Cuánto tiempo llevará la intervención?

    La intervención suele durar de 30 a 60 minutos, en función de las características de cada paciente.

    ¿Puede hacerse con láser?

    Efectivamente. El láser es muy eficaz para acceder de forma muy precisa a los paquetes de grasa, y también nos puede ayudar a “esculpir” o moldear dicha grasa, para contribuir a quede un efecto lo más natural posible. Es muy eficaz a la hora de evitar el sangrado durante la operación, lo que se traduce en menores hematomas en el postoperatorio. Y finalmente, el modo “resurfacing” del láser es un complemento ideal para aquellos pacientes que tienen ya cierta laxitud de la piel, ya que permite tensarla sin necesidad de bisturí, cicatrices o puntos, aprovechando el postoperatorio natural de la intervención.

    ¿Su efecto es permanente?

    El efecto es muy duradero, ya que la grasa de los párpados no varía de forma llamativa con la edad.

    ¿Es doloroso?

    No. Sólo se nota mínimamente la infiltración del anestésico local.

    ¿Requiere de anestesia?

    La intervención se puede realizar con anestesia local y sedación o con anestesia general. Depende de las expectativas y deseos del paciente, de su estado general, experiencias previas, valoración del cirujano, etc.

    ¿Requiere de ingreso en la Clínica?

    El paciente queda ingresado unas horas en observación tras la intervención, pero no es necesario que pase la noche en la Clínica.

    ¿Cuándo podré incorporarme al trabajo?

    Depende de las características del trabajo, si es de cara al público, si es un trabajo físico, etc. Lo normal es que los primeros días haya algo de hinchazón y hematoma en los párpados, lo cual condiciona la aparición en público. Cuando se realiza mediante el abordaje transconjuntival, el paciente puede maquillarse desde el día siguiente. Lo aconsejable es contar con 5-7 días de postoperatorio, antes de volver al trabajo.

TRATAMIENTOS RELACIONADOS

  • laser

    Blefaroplastia Láser

    Una mirada limpia y descansada

    Otra de las ventajas del láser es que apenas se produce sangrado durante la intervención, y por tanto la inflamación y los hematomas postoperatorios son mínimos, facilitando así una recuperación más cómoda y una pronta incorporación a su vida laboral. En definitiva, la intervención se realiza de forma más rápida, precisa y segura. También es…

  • superior

    Blefaroplastia superior

    Una mirada limpia y descansada

    Este exceso de piel confiere un aspecto de pesadez y cansancio a la mirada. En estos casos la intervención se limita a eliminar la piel redundante, haciendo una incisión a nivel del pliegue natural del párpado, situado a 8-10 mm por encima de las pestañas. De esta manera, la cicatriz resultante queda disimulada en el…